octubre 24, 2008

El nogal de Caracas

El nogal de Caracas o también llamado cedro negro o simplemente nogal (Juglans venezuelensis, Juglandaceae) es una especie endémica de la región central de la Cordillera de la Costa y fue reportado para los alrededores de la ciudad de Caracas; en el Parque Nacional El Ávila (Camino de Los Españoles).
Las crónicas refieren que este árbol era considerado “mágico” por los pobladores indígenas del valle de Caracas; en una leyenda encontramos que el cacique y chamán Catia, afamado por su prestigio, realizaba rituales bajo el dosel de un árbol de imponente altura y cuya corpulencia del tronco era ceñida con dificultad por un hombre. Estas características permiten conjeturar que tal especie corresponde al nogal de Caracas, el cual se distingue por alcanzar hasta los 30 m de alto y un tronco de aproximadamente 80 cm. de diámetro.
Algunas muestras botánicas del nogal de Caracas fueron colectadas e incorporadas a herbarios por los naturalistas Gustavo Adolfo Ernst (1872) y Henri Pittier (1913). Este último la identifica bajo el nombre científico de Juglans columbiensis, perteneciente a las Juglandáceas y similar al “nogal andino” (Juglans neotropica), otro árbol representante de esta familia en Venezuela. En el año de 1960, el botánico Wayne Manning revisa las muestras y determina que es una nueva especie, designándola con el nombre científico de Juglans venezuelensis.

Su condición actual es bajo la categoría de “peligro crítico de extinción”.

SGR.- 2008

octubre 06, 2008

El cordonazo de San Francisco

Climatológicamente, el cordonazo de San Francisco se define como una serie de fuertes aguaceros que están acompañados por tormentas eléctricas, los cuales se hacen más intensos a partir del 4 de octubre. Este fenómeno climatológico se da en Caracas y también en América Central, donde recibe la misma designación. La creencia popular afirma que San Francisco, molesto con tanta lluvia, agita con fuerza el cordón de su túnica mojada para sacudirle el agua y al hacerlo, de su cordón brotan gotas de agua, presumiéndose que serán las últimas lluvias que caigan en lo que resta del año. La tradición caraqueña refiere que el cordonazo era esperado con “verídico espanto” (Ascanio, 1965: 81), reuniéndose algunas familias a rezar el trisagio e implorándole a San Isidro que pusiera el sol. En la actualidad, los caraqueños temen que tras las fuertes lluvias, siempre acontecen diversos daños materiales.

S.G. 2007

Neil L. Whitehead. March 19, 1956 - March 22, 2012

Neil L. Whitehead was an anthropologist who worked on many current topics of research that include violence and the cultural order; sha...