julio 19, 2008

LO QUE DESAPARECE DEL PAISAJE. El pueblo Mapoyo…

Los Mapoyo…los últimos mohicanos!!!

El pueblo Mapoyo ha vivido desde tiempos ancestrales al noroeste del estado Bolívar y al norte del estado Amazonas, en la comunidad de Palomo en el Municipio Cedeño del Estado Bolívar, un poblado pequeño y disperso, situado a orillas de la carretera que comunica a las poblaciones de Caicara del Orinoco (Estado Bolívar) con la capital del Estado Amazonas, Puerto Ayacucho y viven tal y cual como lo hicieron sus ancestros, de la pesca, la caza, la cría de aves de corral y la agricultura itinerante de tala y quema en pequeñas parcelas o conucos, donde el cultivo principal es la yuca.
En las dos últimas décadas del siglo XX e inicios del actual siglo XXI, los Mapoyo han estado expuestos a un acelerado proceso de cambio cultural; esto debido, en parte, a la construcción de la carretera asfaltada que une a las ciudades de Caicara del Orinoco y Puerto Ayacucho; y por el otro, a las consecuencias económicas que se derivan de la explotación de las minas de bauxita, localizadas en la Serranía de los Pijiguaos, es decir al sudoeste del territorio ancestral. Así mismo, los movimientos de expansión territorial de otros grupos indígenas, como Jivi (Guahibo) y Wóthuha (Piaroa) (quienes los superan en población) los “acorrala” a un pequeño territorio. También ha incidido en el menoscabo de su cultura, el proceso de emigración de los Mapoyo (jóvenes y adultos) hacia diferentes centros urbanos y la práctica de matrimonios interétnicos (con los Jivi y los Piaroa) lo que ha ido en detrimento de su cultura. Actualmente, sólo tres ancianos, todos parientes, conservan los conocimientos de su lengua y cultura ancestral.
La última mujer hablante, la señora Petra Reyes, murío en el año 2003. Con su partida se perdió, indiscutiblemente, una parte fundamental del sistema de conocimientos tradicionales de la cultura Mapoyo.
(Ver:
http://ipsnoticias.net/interna.asp?idnews=24205)
La lengua Caribe, como familia lingüística, esta localizada actualmente en la región septentrional de Sudamérica. Sin embargo, en el pasado había una mayor densidad de pueblos de habla Caribe, localizados en la región de Guayana (Venezuela, Guyana Esequiba, Surinam) y las Antillas (de allí el nombre de ese inmenso mar). La lengua Mapoyo o mopue, tiene muchas afinidades con otras lenguas Caribe vecinas como el E’ñapa (Panare) y el Yabarana, así como con el Kari’ña y el Pemón.Todas estas lenguas tienen muchas palabras en común (como las tienen las lenguas de origen latino). Por ejemplo, para todas ellas es común la palabra AGUA [túna].

Muchos lingüistas venezolanos determinaron la situación de la lengua Mapoyo como dramática, en virtud del escaso número de hablantes y a un constante proceso de regresión lingüística y cultural que incidió letalmente sobre este pueblo indígena. Dentro del territorio venezolano se ubican en los estados Anzoátegui (Kari´ña), Bolívar (Kari´ña, Pemón, Ye’kuana, Panare y Mapoyo), Zulia (Yukpa) y Amazonas (Ye’kuana, Panare, Yabarana) pero actualmente se sabe que, por lo menos varias de estas lenguas (y a la larga, los pueblos que la hablan, con inclusión del Mapoyo) están bajo diferentes condiciones de vulnerabilidad. Sobre este tema, pueden conseguir una breve pero detallada descripción en el trabajo preparado por la lingüista e investigadora Ma. Eugenia Villalón (quién desarrolló un proyecto que iba en pro de la revitalización de la lengua Mapoyo, coordinado por el Instituto del Patrimonio Cultural) del documento “Language Vitality and Endangerment”, UNESCO Intangible Cultural Heritage Unit´s Ad Hoc Expert Group on Endangered Languages, presentado en el International Expert Meeting on the UNESCO Programme Safeguarding of Endangered Languages, del año 2003 (disponible en http://lesla.univ-lyon2.fr/IMG/pdf/doc-461.pdf y http://portal.unesco.org/culture/).

Es importante aclarar, que defender las lenguas indígenas, aquí o en la China, es un trabajo de Quijote, porque se desafían un conjunto de prejuicios que todavía no ceden espacio a ideas pertinentes o adecuadas con la realidad circundante. El destino de las lenguas que desaparecen es el mismo de las culturas que las envuelven. Perder una lengua o idioma, equivale a perder el instrumento más valioso que permite a una cultura expresarse de manera más directa. Para los pueblos o culturas indígenas, la lengua no es simplemente un instrumento de comunicación. Su historia colectiva se transmite oralmente y posee un valor ético y espiritual. Tras el fallecimiento de Petra Reyes mucho se perdió!!!!

A manera de colofón, deseo compartir una invocación de protección para el durmiente solitario, que aún pervive en la memoria de José Secundino Reyes (Candechu) —sobrino de Petra— y que de vez en cuando acostumbro recitar en aquellas noches que debo colgar mi chinchorro en algún lugar de este ancho país. La misma solicita a la araña [koyori], que envuelva en su tela el chinchorro del durmiente y lo proteja de los peligros de la noche:

Koyori…koyoritomo kenarë settuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë setuipë mere
koyoritomo kenarë settuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë setuipë mere
koyoritomo kenarë settuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë setuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë mentërë senikakë me

3 comentarios:

VIRGILIO TOVAR SALAZAR dijo...

Koyori…koyoritomo kenarë settuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë setuipë mere
koyoritomo kenarë settuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë setuipë mere
koyoritomo kenarë settuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë setuipë mere
koyori ye:baritomo kenarë mentërë senikakë me
virgilio.---

rommy dijo...

Buenos dias Silvia, mi nombre es Rommy Durán y también soy antropóloga de la UCV (2008). Tuve la especial oportunidad de realizar mi trabajo de grado en la comunidad de Palomo con los Mapoyo y si de algo estoy realmente segura, es que los Mapoyo no se van a "extinguir" culturalmente hablando.
En 1992 Miguel Angel perera publicó un trabajo llamado "Los ultimos wanai (mapoyo)" en el que hablaba de su pronta extinción cultural pero, como lo han demostrado varios trabajos de los últimos años (en el que se incluye mi tesis de grado), los Mapoyo estan pasando por un proceso de reafirmación identitaria que les ha permitido legitimarse como grupo indígena y que, más aún, les ha permitido adaptarse de manera eficaz a los rápidos cambios de la dinámica intercultural, o mejor dicho, colonial.
Por ello, considero que el título de esta entrada "Lo que desaparece del paisaje" no es apropiado para describir la realidad Mapoyo actual. Si bien la lengua mapoyo ciertamente está cada vez en peores condiciones, no por ello la cultura mapoyo va por el mismo camino.
Recuerda que la lengua, aun siendo parte importante de la identidad de cualquier grupo, no es el único elemento que la define ni que la reproduce, y recuerda también que el cambio es intrínseco a cualquier cultura, es decir, el cambio no indica necesariamente pérdida, sino adaptación a nuevos problemas planteados.

icarpigeo dijo...

hola muy buen blog e información, saludos Inmaculada Carpi